Frase del día

Llamas

jueves, 13 de enero de 2011 | Pedro Luis Martínez Manjarín

 

 

Quietud de silencio oscuro

-frío de piedra-

a espera del cuerpo que sin vida yace.

 

Inmóviles los relojes que no marcan horas,

y los músculos que no arrastran miserias,

y los corazones que no duelen amores.

 

Apagado el deseo ya.

Todo.

De carne y de dicha.

 

La fría humedad del hueco

horadado en la tierra espera

el último aliento que la entibie.

 

No quiero fría humedad ni silencio oscuro

que me engulla

-más allá de la muerte-

elijo la caricia lujuriosa de una llamas

que devoren mi deseo.

 

© Libe Li - 2011

Tags: , | 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario